Derecho al Honor, a la Intimidad y a la Propia Imagen

“La libertad de uno termina cuando comienza la libertad del otro»

                                                                              Jacques Rousseau  (1712 -1778)

Todos los seres humanos estamos amparados por el derecho al honor. Se trata de un bien de naturaleza inmaterial asociado al concepto de dignidad humana. La Constitución española garantiza el derecho al honor en su artículo 18, donde hace referencia a otros dos derechos muy importantes y también relacionados: el derecho a la intimidad y el derecho a la propia imagen.

Los tres, que se encuentran dentro del ámbito de la especialidad del despacho de abogados de Cynthia Ruiz y asociados, pertenecen al patrimonio moral de las personas.

  • El derecho al honor es único e irrenunciable para todas las personas.  Protege su buena reputación a través de tres vías jurisdiccionales: la constitucional, la civil y la penal.
  • El derecho a la intimidad se relaciona con la esfera más reservada del individuo, la que normalmente se mantiene oculta a los demás. Pero esta característica se ve afectada por el carácter de la persona. En muchas ocasiones derecho a la información.
  • El derecho a la propia imagen trata sobre la preservación de nuestra imagen pública. Es un concepto que está íntimamente relacionado con la actividad pública del individuo o su ámbito laboral.

Además, un campo adicional muy relevante es la intromisión al honor, intimidad e imagen de menores. Se trata de una especialidad cada vez más demandada por nuestros clientes.